sábado, 14 de abril de 2018

Camino de Santiago (I)












El Camino de Santiago ha sido, y sigue siendo, sin duda, la ruta más antigua, más concurrida y más celebrada del viejo continente. Santiago también ha compartido la atracción de los caminantes y andadores de todos los tiempos pero, además, ha creado una ruta, ha hecho un Camino. A Santiago y a Galicia se puede llegar de muchas maneras. Pero la mejor forma de venir es por el Camino de Santiago.(Fuente:caminodesantiago.gal).





5 comentarios:

  1. A estas alturas ya doy por hecho que no voy a recorrer nunca el Camino de Santiago. Son muchos los años que llevo diciendo que me gustaría hacer aunque sólo fuera un trocito, pero no he encontrado nunca nadie que quisiera acompañarme además de los impedimentos que nos da la vida. Tendré que conformarme con lo que cuentan los que lo han hecho. Por lo que sé el Camino es una experiencia única.
    Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, seguro conoces el refrán que dice "Nunca digas de este agua no beberé ni este cura no es mi padre"....
      De momento te recomiendo leas un libro sobre el Camino de Santiago: "El camino inmortal", de Jean-Christophe Rufin (Ediciones Duomo, 2014), libro que a mí me recomendaron en mi visita a la Librería Follas Novas, en Santiago de Compostela.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada, con una de mis canciones preferidas. La letra de "Chove en Santiago" es un poema de Federico García Lorca de su libro "Seis poemas gallegos", publicado en Santiago poco antes de estallar la Guerra Civil ¡Quién se podría pensar todo lo que iba a suceder!

    Biquiños e apertas.

    ResponderEliminar
  3. Es de rigor el agradecimiento de esta entrada dedicada al Camino, primero por la parte que me toca como gallega y luego porque a mi realmente me transformó la experiencia.
    Un abrazo,
    Charo.






    ResponderEliminar
  4. Como aventura, no estaría mal, pero de su significado religioso, paso.Lo tendría muy fácil pues mi pueblo está en el de "Vía de la Plata "; no tendría más que echarme la mochila al hombro y ¡ ala ! a andar hasta Santiago, pero....
    Un abrazo

    ResponderEliminar